Carta al 2020

Querido 2020,

No has sido un año fácil. Quedan apenas dos semanas para que acabes y, si hace justo un año me hubieran explicado lo que iba a ocurrir, lo más seguro es que hubiera esbozado una media sonrisa creyéndome que se trataba de un guion de película de ciencia ficción, una de esas tantas películas que ponen a prueba mis ojos para mantenerse despiertos hasta que no pueden más y se acaban durmiendo. Pero no ha sido así. Has sido real. Y menuda realidad.

A pesar de que tengo muchos motivos para odiarte y razones de sobras para quererte suprimir del calendario, no lo voy a hacer. En lugar de eso, aunque parezca un contrasentido, quiero darte las gracias. Gracias porque ha sido el año en el que más me he conocido a mí misma. Gracias por enseñarme que siempre hay una salida. Gracias por retar a mi fortaleza y dejar que me demuestre que sí, que soy capaz de afrontar todo lo que pueda venir y más. Gracias, porque he podido volver a conectar conmigo misma, sintonizarme y recuperar mi esencia vital, esa esencia que nos define a cada uno como persona y que nunca deberíamos perder. Gracias por hacerme apreciar y valorar el doble cada instante que he podido pasar junto a mi familia sin una pantalla por medio. Gracias por hacer que anhele como nunca dar un abrazo, un apretón de manos o un beso a un ser querido, porque cuando lo pueda hacer, te aseguro que no voy a parar. Gracias, en definitiva, por darme la oportunidad de crecer en la vida.

Nos has puesto a prueba a todos, 2020, por eso no quería acabar esta carta sin dar las gracias a todas las personas que han estado a mi lado a lo largo de estos meses, porque a pesar de ser momentos difíciles para ellos también, han estado ahí para que pudiera recomponerme. Especialmente gracias a ti, por tu paciencia, por tu apoyo incondicional y por aportar siempre las palabras cálidas y justas que necesitaba en ese momento, entendiendo lo que mis ojos decían sin que hiciera falta explicarte nada. Y a ti, por conseguir hacerme la persona más feliz del mundo, por encontrar siempre el pincel más idóneo para dibujarme una sonrisa perenne y por aportar esa música a ritmo de rock and roll que necesitaba en mi vida.

Gracias y hasta pronto, 2020!

Atentamente,

Una cocinera de palabras que espera vivir platos más optimistas durante el 2021

6 comentarios en “Carta al 2020

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s