Resaca de Sant Jordi

El calendario del mes de abril en Cataluña tiene un brillo especial gracias a la festividad de Sant Jordi. El 23 de abril es de aquellos días que da igual si cae en lunes, domingo o miércoles, porque siempre sabe a día festivo, a día con mucho color, a día en el que el aroma de las rosas se mezcla con el olor a nuevo que desprenden los libros, creando un perfume que te embriaga y del que no te quieres despegar.

Sigue leyendo

Carta al 2020

Querido 2020,

No has sido un año fácil. Quedan apenas dos semanas para que acabes y, si hace justo un año me hubieran explicado lo que iba a ocurrir, lo más seguro es que hubiera esbozado una media sonrisa creyéndome que se trataba de un guion de película de ciencia ficción, una de esas tantas películas que ponen a prueba mis ojos para mantenerse despiertos hasta que no pueden más y se acaban durmiendo. Pero no ha sido así. Has sido real. Y menuda realidad.

Sigue leyendo

Ojos cerrados y miradas abiertas

Siempre he pensado que una de las partes más poderosas del cuerpo humano son los ojos. A través de la mirada, son capaces de hablar por sí solos cuando las palabras faltan o están de más, son los grandes aliados de la sinceridad y siempre están dispuestos a revelar esa realidad de la que ni tú mismo eras consciente. También son capaces de gritar en silencio cuando no quieres hacer ruido, de desprender destellos de alegría cuando no puedes saltar y de querer a alguien sin necesidad de decir nada. Sigue leyendo

Al calor del fuego

Si hay algo que tiene la capacidad de dejarme hipnotizada es observar el fuego de una chimenea durante una noche de invierno. Ese fuego que se aviva a medida que consume la leña que lo alimenta, que va desprendiendo el calor que tu cuerpo necesita absorver para dejar de tener frío, y que te va aromatizando con ese particular olor que te traslada a un mundo paralelo. Sigue leyendo

Lluvia confinada

Hoy ha caído lluvia. Una lluvia que limpia calles desiertas. Que busca personas a las que mojar y niños a los que contentar con sus charcos. Que echa de menos ver los paragüas que están de moda esta primavera, los chubasqueros de los más valientes y las bolsas en la cabeza de quienes todavía creen que sirven para alguna cosa. Sigue leyendo

Cielo de montaña

Lo que más me gusta de la noche en la montaña es el cielo. El cielo, con sus estrellas, que lo visten con su mejor gala para que debute ante las miradas expectantes de terrícolas que no entienden por qué su cielo de ciudad se empeña en esconderlas. Y ahí está una de esas terrícolas, notando cómo el frío empieza a calar su cuerpo, pero incapaz de apartar la mirada de esos puntos celestes que logran poner en duda que “noche” sea sinónimo de “oscuridad”.

Sigue leyendo

Descubriendo Tailanda: cosas que te pueden pasar en un taxi

Antes de ir a Tailandia, nos habíamos informado de lo que debíamos tener en cuenta si queríamos coger un taxi. Encabezaba el “Top 10” comprobar que tuvieran taxímetro y asegurarse de que lo pusieran al iniciar el trayecto. También nos habían hablado de la aplicación Grab – la versión tailandesa de lo que aquí conocemos como Uber o Cabify- y, de hecho, se convirtió en nuestra principal aliada para desplazarnos por las diferentes ciudades a las que fuimos. Pero, si te dijeran que te puedes encontrar a un taxista que no sabe llegar a un aeropuerto, ¿te lo creerías? Nosotros habríamos dicho que no, de no ser porque un día cualquiera de julio, camino hacia el aeropuerto Suvarnabhumi de Bangkok, pudimos comprobar en primera persona que sí era posible.

Sigue leyendo